Imanol Erviti se hace leyenda

Imanol Erviti siempre ha sido muy valorado por sus compañeros y rivales dentro del pelotón. Pero seguramente no lo era tanto fuera de la serpiente multicolor.  Tour de Flandes y Paris Roubaix han marcado un antes y un después en la carrera deportiva del capitán del Movistar y nos deja la gran duda de qué podría haber sido a nivel de resultados de este tipo en caso de haber descubierto antes estas carreras o estar en otro tipo de equipo. En cualquier caso el corredor navarro nos ha hecho disfrutar como hacía mucho tiempo que no hacíamos y quizá con 32 años aún tenga algo más que decir en estas carreras. De momento es el único español que consigue top 10 en Flandes y Roubaix el mismo año.

Peter Sagan consigue su primer monumento

Peter Sagan ha conseguido por fin alzarse con su primer monumento ciclista. Su victoria en el Tour de Flandes esperamos que le sirva para quitarse presión pero no para relajarse. Lo cierto es que la carrera flamenca parece hecha a medida para el corredor eslovaco. Está en sus piernas escribir más páginas gloriosas en la historia de esta gran carrera. Su mala suerte en Roubaix nos impide hacerle una valoración objetiva de la otra gran clásica.

Cancellara y Boonen, irrepetibles

Tom Boonen y Fabian Cancellara pueden estar ante su última temporada como profesionales y por lo tanto puede que hayan disputado sus dos últimas grandes carreras de pavé.  Cancellara no ha tenido la mejor de las suertes. Su caída en Roubaix y su mala visión de carrera en Flandes seguramente le hayan impedido sacar resultados más notables. Piernas parecía tener y muchas.  Por otro lado Boonen no llegaba en el mejor estado de forma, y se antojaba difícil verlo entre los favoritos, sin embargo ayer camino de Roubaix pareció renacer de sus cenizas y apunto estuvo de conseguir su quinta París Roubaix. Bravo por el suizo y por el belga, seguramente los echemos muy en falta en los próximos años.

Boonen y Cancellara, dos tipos de leyenda.

Ettix debe replantearse muchas cosas

La buena actuación de Boonen en Roubaix no debería nublarnos la vista para ser consientes de la mala actuación del equipo belga. Se marchan absolutamente de vacío no solo en Roubaix y Flandes sino en todas las otras clásicas importantes. Mala visión de carrera, mala condición física, mala suerte o mucho gallo en el mismo gallinero. Sea lo que sea, Ettix debe replantearse muchas cosas de cara al año que viene y más siendo un equipo belga y referente para este tipo de carreras.

La importancia de las fugas

En Flandes y Roubaix ha quedado más que claro la importancia de coger la escapada del día. Erviti y Hayman son el claro ejemplo.  Coger la escapada del día sabiendo regular te permite evitar todo el lío que se monta detrás, caídas, correr más tranquilo y sobre todo anticiparte en cuanto a visión de carrera para ver los movimientos de los grandes favoritos.

La Paris Roubaix y su homenaje a los currantes

La carrera francesa es seguramente el único monumento que en que los últimos ha saltado la banca para dar la gloria a algunos corredores de segundo nivel, o que a lo largo de su trayectoria siempre han trabajado para algún gran líder. Las Victorias de Hayman este año y las de O’Grady, Vansummeren o incluso Knaven dan motivos para creer en ello.

Lamentable actuación de Lampre y de FDJ

La actuación la FDJ y del Lampre-Merida en estas clásicas es digna de estudio. Cierto es que son dos conjuntos que no tiene en las clásicas belgas su grandes objetivos del año, pero esto no puede justificar de ninguna forma sus resultados tan lamentables. En la FDJ Delage fue su mejor hombre en Flandes, ocupando la posición 44, mientras que en la Paris Roubaix (carrera francesa) su mejor resultado llegó de la mano de Johan Le Bon siendo capaz de terminar en la posición 83. Además en Flandes solo consiguieron terminar la carrera 4 corredores, mientras que en Roubaix la cosa fue aun más lamentable. Solo dos corredores consiguieron cruzar la meta.

Por su parte la cosa en el Lampre Merida es aun más escandalosa  En Flandes su mejor corredor fue Federico Zurlo en la posición numero 104. Pero es que además fue el único corredor del equipo en terminar la carrera.  En Roubaix se volvió a demostrar que no era una cuestión de mala suerte y Marko Kump fue el mejor en la posición numero 85, y solo su compañero Pibernik consiguió también cruzar la meta.

Mucho se deberían replantear la cosa tanto los dos equipos como los responsables de la UCI. No puede ser una imagen tan lamentable y tan poco combativa para dos conjuntos de la máxima categoría.

Dylan van Baarle, presente y futuro

El corredor holandés de 23 años parece capitanear junto a Tiesj Benoot una nueva hornada de grandes clasicómanos. El corredor del Cannondale ha sido capaz de terminar en sexta posición todo un Tour de Flandes y en decimosexto lugar la Paris Roubaix. Van Baarle parece reafirmar lo que demostró la pasada campaña en A través de Flandes (Dwars Door Vlaanderen), que terminó en tercer lugar.