Las tres “C” del ciclismo

Hablar de ciclismo es hablar de palabras mayores. Es hablar de sacrificio, de exigencia, de disciplina, y sobre todo de coraje y de valor. El ciclismo no es fútbol y por ello no todo el mundo debería poder hablar de ciclismo, o al menos de CICLISMO en mayúsculas, en definitiva de ciclismo de verdad.El ciclismo tiene un problema. Un problema de base y de mentalidad. La prueba de ello está en que si nos acercáramos a cualquier escuela ciclista para preguntar a padres y a niños sobre ¿Qué cualidades o facultades debe tener un buen ciclista? las respuestas que nos encontraríamos seguramente serían bastante parecidas pero también algo irreales. “Ser buen escalador, tener un buen final, ser un  gran contrarrelojista …” serían muy probablemente algunas de las respuestas que recibiríamos.

Pero un momento. Analicemos esas respuestas. ¿Esas son las cualidades que debe tener un buen ciclista? ¿No será que lo están confundiendo con las cualidades de un buen profesional?

Padres, madres, niñas, niños. Para ser profesional, primero hay que ser CICLISTA. Y para ser ciclista se necesitan otras aptitudes además de las de ser un buen escalador o tener un gran final. Para ser ciclista se necesitan muchas cosas, quizá demasiadas para algunos. Pero para mi, cualquier ciclista debería tener interiorizadas las tres C.

cic
Dolor? Eso es relativo. Muy relativo.

CABEZA: Ser duro mentalmente es algo indispensable para cualquier ciclista. Salir a entrenar a diario, aguantar el dolor en muchas ocasiones cuando las piernas no son suficientes y sobre todo tener cabeza para saber ver los momentos clave de una carrera son algunas de las virtudes claves para tener el carnet de ciclista.

CORAZÓN: Cuando ni las piernas ni la cabeza son suficientes algunos se abren y abandonan, mientras que otros ponen su corazón, su pasión y sus ganas para dar aún un puntito más. Ese puntito más,ese esfuerzo extra, es el que diferencia al buen ciclista del gran ciclista.  Y al que le gusta el ciclismo del que AMA el ciclismo.

COJONES: Cojones es lo último y seguramente lo único indispensable para cualquier ciclista. Todo corredor debería tener agallas. Agallas por atacar de lejos, por probarlo una y otra vez, por ser inconformista, por tirarse cuesta abajo a 80 km/h sin importarle su físico o para terminar una carrera con frío, viento y lluvia aunque sea fuera de control.

Poco más que añadir.

Recuerden, memoricen y sobre todo no olviden las tres C: Cabeza, Corazón y Cojones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s