Gonzalo Serrano comienza con buen pie en Don Benito

Hoy se ha dado inicio a la Copa de España en la 51º edición del Circuito Guadiana en Don Benito. Esta edición de la Copa de España llega con la ausencia de grandes corredores que ya han encontrado sitio en el campo profesional como es el caso de Antonio Angulo (vencedor los dos últimos años) y Marcos Jurado (tercero el año pasado), entre otros ciclistas.

El recorrido es el mismo de años anteriores, salida en Don Benito dirección a La Haba para encontrarse posteriormente con la principal dificultad montañosa, el muro de Magacela. Tras eso, se vuelve a La Haba, y pasan por Villanueva de la Serena antes de pasar nuevamente por Don Benito. El recorrido se realiza cuatro veces, completando un total de 171 kms

perfil

Read more

Hablamos con Teresa Pozo, azafata en la última Vuelta a España: “Sí, repetiría”

Cómo me hubiera gustado haber grabado la conversación de casi dos horas que mantuve el martes con Teresa en una cafetería de la calle Velázquez, en el centro de Madrid. Mucha gente habría visto de una vez por todas que una mujer guapa a la que llaman para determinados eventos no es sólo una chica que cuida su cuerpo y luce bien. Hace un trabajo, exactamente igual que el funcionario o el empresario que va a trabajar todos los días. En concreto, Teresa, extremeña afincada en Madrid desde hace 3 años, acudió a La Vuelta para poder pagarse sus estudios. Por otra parte, da gusto encontrar gente que no te ponga pegas para hablar, o a la que no tengas que perseguir para hacer dos preguntas; es más, Teresa no ha podido dar más facilidades para realizar una entrevista que acabó siendo una muy agradable charla sobre todo tipo de temas:

Repetiría, sípero no sé puede. ¿Por qué? Quieren caras nuevas. Me consta que trabajáis mucho: Así es; dormíamos cuatro horas. Nos levantábamos pronto, íbamos al punto de control y allí jugábamos con los niños, repartíamos camisetas…, lo que tocase. Tras comenzar la etapa, las cuatro (azafatas) junto a nuestra coordinadora conducíamos por turnos hasta la meta. Después, organizábamos el podio, dábamos los premios, y volvíamos al hotel, que por lo general estaba a unas dos horas de coche. Hubo días que llegamos al hotel a las dos de la mañana, y teníamos que levantarnos a las seis. Sorprendido por la cantidad de horas que estaban en movimiento (sabía que trabajaban mucho, pero no tanto), le pregunto por los servicios que les daba La Vuelta. No voy a mentir; no me sorprendió que Teresa me dijera que, en algunos aspectos, eran pésimos: los bocadillos de la comida estaban duros como una piedra. Entre eso y que no nos daba tiempo, no comíamos. Después, en los hoteles, había mucho cachondeo con el tema de los equipos a los que les tocó un hotel “de esos” (lo entenderán cuando vean esta foto que subió Joe Dombrowski, el ciclista del Cannondale). A nosotras no nos tocó ir a uno de esos hoteles, pero, por ejemplo, en la mayoría de ellos las habitaciones sólo tenían un enchufe, eran pequeñas, incómodas para dos personas… ¿pero cuánto os habéis gastado por habitación, 10 euros? No estoy pidiendo que me lleves a un hotel de cinco estrellas, pero… Que la organización de La Vuelta es ampliamente mejorable no es ningún secreto, basta con poner la tele y ver una etapa. Pero hombre, que menos que poner a disposición de tus empleados una comida decente y unos hoteles (otro tuit de Dombrowski, que anduvo inspirado en Twitter durante la Vuelta) con un nivel determinado.

Cuando le saco a Teresa el tema del machismo y de la retirada de las azafatas en los podios de determinadas carreras, me comenta enseguida:

Carrera como el Tour Down Under han decidido prescindir de las azafatas, tema muy discutido en las últimas semanas en el mundillo ciclista. © Marca
Carreras como el Tour Down Under han decidido prescindir de las azafatas en el podio de las etapas. Ha sido un tema muy discutido en las últimas semanas en el mundillo ciclista. © Marca

no me parece bien. Tú que prefieres; ¿que sea un señor normal el que te de el premio, o una chica guapa? Me parece perfecto que en carreras femeninas estén poniendo azafatos. Esta no es una profesión exclusivamente de mujeres. Pero no me parece bien que el único argumento que se de para retirar a las chicas de un podio sea que es machismo. Ellas sólo están trabajando, ganándose la vidaPersonalmente, lo único que retiraría del podio serían los besos que las mujeres dan a los ciclistas que suben al podio, y así se lo planteo: a ver, lo entiendo… pero es el protocolo. Al fin y al cabo, no es más que un saludo. 

Teresa (izquierda), en el podio de la última etapa en Madrid junto a Valverde. © La Vuelta
Teresa (izquierda), en el podio de la última etapa en Madrid junto a Valverde. © La Vuelta

Por supuesto, mi condición de cotilla me obligó a preguntarla por “la salsa” de La Vuelta: no, no había roces entre los ciclistas después de las etapas, y me sorprendió. Con lo que se esfuerzan, me parece que los fisios deberían atenderlos en meta, no al llegar al hotel. Cuando iba en el coche, veía unas cuestas que pensaba: aquí se mueren. Y en los descensos… yo, que tengo vértigo, lo pasaba mal. He de reconocer que, hasta que me llamaron para ir a La Vuelta, no entendía de ciclismo. Ahora controlo un poco más, y la verdad es que los ciclistas se esfuerzan mucho. Hubo días que se tiraban al suelo nada más cruzar la línea de meta por puro agotamiento. Les costaba respirar. Por supuesto, no pude evitar preguntarle por las distancias cortas: Nairo Quintana es muy educado y Contador muy cordial, al igual que Froome. El que mejor me cayó fue Gianni Meersman, que es súper cordial. Me hubiera encantado que alguno me hubiera regalado un maillot por orgullo propio y de recuerdo por participar en la vuelta y ser una de las niñas de podium.

Que no acabe nunca

Federico Martín Bahamontes y Jesus Loroño se odiaban. Se detestaban el uno al otro, o así al menos lo afirman los que tuvieron que convivir con ellos. En La Vuelta se peleaban ferozmente por cada clasificación, ya fuera la general o la montaña. En el Tour, al correrse por selecciones nacionales, a uno de los dos le tocaba ponerse al servicio del otro; tanto les costaba que, para que Bahamontes ganara por fin la grand boucle, Loroño tuvo que ser excluido del equipo. La rivalidad que mantienen Alberto Contador y Alejandro Valverde no ha llegado a tal punto de tensión, pero es junto a aquella la mayor de la historia del ciclismo español. La de Luis Ocaña y José Manuel Fuentes no queda demasiado lejos, pero no duró tantos años, por diferentes causas, como las otras dos.

La rivalidad entre Contador y Valverde viene de lejos, en concreto del año 2006, cuando coincidieron en el Tour de Romandia. Antes apenas habían coincidido en carreras, ni en profesionales ni en categorías inferiores. En Suiza tuvo lugar su primer gran enfrentamiento, en el que ninguno de los dos salió victorioso; fue Cadel Evans el vencedor. Paradójicamente, el australiano prácticamente nunca volvería a superar a los dos españoles. En el Angliru, en Alpe d’Huez, en la Bola del Mundo, en Plateau du Belle, en el Tourmalet… no hay puerto en Francia y España en el que Valverde y Contador no se hayan “pegado”. Su rivalidad ya forma parte de la historia del ciclismo y del deporte español, aunque es difícil ser consciente de ello cuando se vive en directo. Se valorará con los años, como todo. Al contrario que Loroño y Bahamontes, Contador y Valverde siempre se han declarado respeto y admiración mutua; sólo han tenido buenas palabras el uno para el otro, aunque más de una vez la tensión se ha palpado claramente, como en el Tour 2015 o en la última Vuelta a España. El estilo ofensivo de Contador no contrasta con el de Valverde, que en las etapas de montaña es muy conservador. Nunca han sido capaces de colaborar en una etapa importante, pero al fin y al cabo, son rivales y ellos los saben. 34 años recién cumplidos tiene Contador, por los 36, que serán 37 en abril, de Valverde. La mayor parte de sus batallas deportivas han quedado detrás, y quién sabe cuántas más les quedan por disputar. Disfrutémosla mientras podamos, porque más pronto que tarde, acabará.

 

GALERÍA

En el Tour de Romandia… ¡del año 2006! Contador y Valverde llevan más de una década compitiendo en las mejores carreras del calendario.

© Getty Images

El primer Tour en el que corrieron juntos, en el año 2007. Contador subió a lo más alto del podio de París, mientras que Valverde tuvo que conformarse con el sexto puesto de la clasificación general.

© Getty Images

Corriendo juntos en los Juegos Olímpicos de Pekín. Una de las pocas veces en las que han coincidido en la selección española, en la que Valverde ha sido el líder absoluto en la última década.

© Graham Wattson

En Burgos en La Vuelta 2008, antes de tomar la salida en la famosa etapa de Suances en la que Valverde se dejó sus opciones en la clasificación general al bajar a por un chubasquero en la bajada del puerto del Caracol. Contador, atento en todo momento, puso a todo su equipo a tirar y acabó obteniendo casi cuatro minutos de ventaja en la línea de meta.

© Rafa Gómez

En Fuentes de Invierno, con Contador ya vestido de oro en La Vuelta 2008. El madrileño, que venía de triunfar en el Angliru el día anterior, volvería a ganar por delante de Leipheimer y Mosquera.

© Graham Wattson

Otra de La Vuelta 2008. Valverde y Contador bromean camino de Madrid, en la última etapa de la ronda española.

contador-valverde
© Rafa Gómez

En la Vuelta a Castilla y León en mayo de 2009. Ambos corredores se han caracterizado por ser competitivos durante todo el año.

Contador-Valverde
© Alvaro Campo

En el Dauphiné del 2009. Valverde batió a Evans y al propio Contador en una subida al Ventoux para el recuerdo.

© Getty Images

De vividores por Cancún ese mismo año. Por aquel entonces, se celebraba en México una carrerilla para los mejores del año. Contador había ganado aquel año su segundo Tour de Francia y Valverde, su primera y hasta el momento única Vuelta a España.

Contador-Valverde
© Getty Images

En la presentación de La Vuelta 2010. En público, Contador y Valverde siempre han mostrado buena sintonía.

Contador-Valverde
© Ciclismo a Fondo

En la París-Niza 2010. Contador subió a lo más alto del podio tras aguantar a Luis León Sánchez y a Valverde, por aquel entonces la súper pareja del Caisse d’Epargne.

Contador-Valverde
© Getty Images

En el podio de aquella edición de la “carrera del sol”. Contador y Valverde siempre han transmitido buen rollo entre ellos, aunque la tensión entre ambos, por mucho que lo nieguen, ha sido máxima en algunas ocasiones.

Contador-Valverde
© Getty Images

Tras sus respectivas sanciones por “dopaje” (en ninguno de los dos casos la UCI fue capaz de demostrarlo), Contador y Valverde volvieron a coincidir en 2012 en una Vuelta a España para el recuerdo. Aquí, junto a Purito Rodríguez en una de las últimas rampas del Puerto de Pajares, apunto de descubrir el temible Cuitu Negru.

Contador-Valverde
© Getty Images

Valverde ataca en Navacerrada y Contador responde al ataque del murciano en la última etapa de montaña de La Vuelta 2012. Tras la emboscada del madrileño en Fuente Dé que propició la caída de Rodríguez, el madrileño y el murciano ocupaban las dos primeras plazas de la clasificación general.

Contador-Valverde
© Getty Images

Contador homenajea con una pequeña reverencia a Valverde en el podio de Madrid. Aquella Vuelta no mereció menos.

Contador-Valverde
© Graham Wattson

Valverde tantea a Contador en Gap tras una etapa en el Tour de Francia 2013 en la que hubo tensión entre el Movistar y el ciclista de Pinto.

Contador-Valverde
© Tim de Waele

Se dieron tortas en la Vuelta al País Vasco 2014 por ganar la primera etapa. Contador, encendido tras un mal 2013, pudo con Valverde, que atacó primero, y acabó ganado la etapa y una semana después la general.

Contador-Valverde
© Tim de Waele

Quizás, la mejor fotografía que tienen juntos. Sufriendo embarrados en el pavés de Arenberg durante el Tour de Francia 2014.

Contador-Valverde
© Graham Wattson

Contador y Valverde se volvieron a “pegar” en la Vuelta unos meses después junto a Purito Rodríguez. Una imagen más que habitual.

Contador-Valverde
© Tim de Waele

En los Lagos de Covadonga durante La Vuelta de aquel año. Esta imagen, con Contador mirando atrás tras un demarraje en el que Valverde y Purito han resistido, es ya historia del deporte español.

Contador-Valverde
© Tim de Waele

En el podio, junto a Chris Froome, de La Vuelta 2014, que finalizó en Santiago de Compostela.

Contador-Valverde
© Getty Images

En la presentación del Giro de Italia 2015. Contador ganaría aquella edición del Giro. Valverde debutó al año siguiente, logrando una etapa y el tercer puesto en la general.

Contador-Valverde
© Getty Images

En la Vuelta a Cataluña del año 2015. Contador llegó a decir que prefería que ganase Valverde antes que el resto, que no hacían más que ir a rueda. El murciano se llevó tres etapas en aquella edición de la ronda catalana.

Contador-Valverde
© Tim de Waele

Seguramente, fue en el Tour de Francia del año 2015 cuando la tensión entre Contador y Valverde llegó a su punto más alto. El corredor de Movistar, obsesionado con el podio, no dejó de perseguir a un mermado Contador durante toda la carrera, que tras la última etapa de montaña en Alpe d’Huez llegó a decir que a él se le recordaría por sus victorias, y no por los podios que pudiera conseguir (le acababan de decir que Valverde se había puesto a llorar tras saber que había logrado el podio en el Tour).

Contador-Valverde
© Tim de Waele

En la 18º etapa de ese mismo Tour. Valverde no paró de seguir la rueda de Contador, al que tenía entre ceja y ceja. La tensión entre ambos se sentía en cada pedaleada.

© Tim de Waele
© Tim de Waele

El Tour de aquel año dio mucho de sí en el particular duelo de estos corredores. Contador ataca… y Valverde sale a por él. Por detrás, el ejército de Froome sale a por ellos. Si hubieran unido fuerzas en aquel Tour… quién sabe qué hubiera podido pasar.

Contador-Valverde
© Getty Images

Un malherido Contador, que abandonaría minutos después, ataca de salida en la novena etapa del Tour de Francia 2016. Valverde, como no, no tardó en reaccionar, pese a que Contador ya estaba lejos en la general, y su próximo abandono era evidente.

Contador-Valverde
© Tim de Waele

En La Vuelta a España de 2016 Contador y Valverde volvieron a encontrarse. Aquí, sufriendo en La Camperona.

Contador-Valverde
© Tim de Waele

El último duelo entre ambos se ha vivido en las carreteras de Andalucía. 11 años compitiendo entre ellos con las mismas ganas del primer día. Un duelo inolvidable al que todavía le quedan páginas por escribir.

Contador-Valverde
© Getty Images

Roger Walkowiak, la esencia de todas las cosas

El mundo de las dos ruedas vuelve a estar de luto. A la reciente despedida de Kübler hace menos de dos meses, le hemos de sumar ahora la del francés Roger Walkowiak, recordado principalmente por su triunfo general en el Tour de Francia de 1956 y, sobre todo, por la forma en la que lo logró. De ello intentaremos hablaros y ofreceros un punto de vista distinto. Vamos a ello. Read more

¿Qué le falta a Rafal Majka?

En la redacción de esta web se nos ha ocurrido crear una nueva sección en la que analizaremos los puntos a mejorar de ciertos ciclistas para poder optar a cosas grandes.

El primer protagonista es ni más ni menos que el ciclista polaco del conjunto Bora Rafal Majka, el corredor de 27 años es un contrastado escalador, pero… ¿qué le falta para optar a poder ganar alguna gran vuelta por etapas?

Después de las dos victorias de etapa que obtuvo en la edición del Tour de Francia de 2014, saltó a la fama como uno de los mejores escaladores del mundo y mucha gente lo situaba como uno de los mejores talentos para ganar una de las tres grandes. Si analizamos sus actuaciones en vueltas grandes, destaca su actuación en el Giro donde siempre ha finalizado en el Top 10 en cada una de sus tres participaciones, por otro lado destaca su tercer puesto en la Vuelta a España del 2015, en el Tour se ha dedicado a luchar por el maillot de puntos rojos y a ayudar a su líder en aquel momento Alberto Contador.

Majka, en el podio de La Vuelta 2015 junto a Aru y Rodríguez. © Tim de Waele
Majka, en el podio de La Vuelta 2015 junto a Aru y Rodríguez. © Tim de Waele

Ahora Majka se encuentra ante la responsabilidad de ser, en mi opinión, el líder de su nuevo equipo de cara a las grandes vueltas. Debe de mejorar sobre todo su regularidad ya que hay días en los que desconecta y pierde grandes minutadas que le impiden luchar por las clasificaciones. En algunos momentos parece un corredor demasiado frío y poco valiente, pero sin duda la calidad en las piernas la tiene. Por último#Qu# si mejorase un poco sus prestaciones en la contrarreloj sin duda se convertiría en uno de los principales candidatos a la victoria.

Veremos lo que nos espera en los próximos años y cual es el techo de este grandísimo corredor que ahora mismo entra en la etapa de esplendor de su carrera profesional.

¿Cuánto pesan los ciclistas profesionales?

Muchas veces se habla del peso en el ciclismo y de la delgadez extrema de algunos corredores. Pero realmente, ¿cuánto pesan los profesionales? Realmente, ¿hay que estar tan delgado para ser profesional? A continuación vamos a tratar de despejar todas esas dudas.

Sin lugar a dudas, a nivel muy genérico existen dos fisonomías de ciclistas. Los escaladores quienes generalmente presentan poco musculo y mucha finura y los sprinters y rodadores que presentan mucho más musculo y peso corporal. Sin embargo, como en todo, hay excepciones.

En primer lugar vamos a dar la altura y el peso de los mejores ciclistas del mundo:

-Alberto Contador: 1.76 m y entre 61 y 63 kilos según el momento de la temporada.

-Chris Froome: 1.86 m y entre 69 y 72 kilos

-Vincezo Nibali: 1.81 m y 65 kilos

-Nairo Quintana: 1.67 m y 58 kilos

-Alejandro Valverde: 1.76 m y 62 kilos

-Fabio Aru: 1.83 m y 65 kilos

-“Purito “Rodriguez: 1.68 m y 57 kilos

Seguramente después de estos datos estáreis pensando que para ganar un Tour o disputar clasificaciones generales es necesario estar tan delgado y no es para nada así. Tenemos algunos ejemplos que así lo demuestran. Cadel Evans pesaba 68 kilos para su 1.74 m y el mismísimo Lance Armstrong pesaba 73 kg para sus 1.77 m.

Si bien otros corredores también referentes a nivel mundial superan todos prácticamente los 70 kilos

-Andre Greipel: 1.84 m y 83 kg

-Peter Sagan: 1.83 m y 73 kg

-Mark Cavendish: 1.75 m y 70 kg

– Alexander Kristoff: 1.81 y 78 kg

-John Degenkolb: 1.80 y 80 kg

– Tom Boonen: 1.92 m y 82 kg

-Marcel Kittel: 1.88 m y 87 kg

-Edvald Boasson Hagen: 1.81 m y 74 kg

Sin duda alguna, sorprende el hecho de que con tanta diferencia de peso todos ellos puedan ser profesionales. Aunque ninguno de ellos se encuentra entre los más delgados ni los más pesados de la historia. Los datos de estos ciclistas si que os van a sorprender.

Los más pesados:

Salvatore Commesso: 1.64 m y 66 kilos. Un ciclista al que le encantaba lucir moreno

Imagen relacionada

Imagen relacionada

Magnus Backstedt: El ganador de la Paris Roubaix 2004 era otro peso pesado del pelotón con sus 93 kilos para su 1.93m

Thor Hushovd: El gigante noruego siempre ha sido un ciclista pesado. Su 1.83 m para 83 kg le hacían un autentico avión en el llano. Además lo más sorprendente de todo es que era el sprinter que mejor pasaba la montaña

Danilo Napolitano: La cosa va de sprinters italiano y lo cierto es que tampoco podía faltar el gran Danilo Napolitano. Potencia pura en los sprints, pero tenía grandes dificultades para superar cualquier cota. 80 kg para su apenas 1.74 metros. El italiano sigue en activo en el Wanty. Veremos si este año lo vemos en el Tour.

Imatge relacionada

Bert Grabsch: El ex campeón del mundo contrarreloj era potencia alemana en estado puro. Sus piernas parecían hechas a medida para la contrarreloj. 1.79 m y 79 kilos

Imatge relacionada

 

Los más delgados y finos:

Michael Rasmussen es sin duda uno de los ciclistas más finos y obsesionados con el peso que se recuerdan. 1.74 m y apenas 58 kg.

El “pollo” Rasmussen otro obsesionado con el peso en su momento.

Otros nombres como Janez Brajkovic también deberían figurar en la lista de más delgados y impresionantes del pelotón

Imagen relacionada

El español Roberto Laiseka fue durante mucho tiempo uno de los rostros más afilados de todo el pelotón: 1.84m para apenas 63 kg.

Imagen relacionada

Actualmente de los que más impresionan de todo el pelotón tenemos a Hugh Carthy que para 1.93 m pesa tan solo 64kg.

Imagen relacionada

Y finalmente no podía faltar en este articulo Sir Bradley Wiggins un fuera de serie que ha ganado y perdido peso adaptándose de forma espectacular a sus objetivos. 1.90 m para apenas 69 kilos cuando gano el Tour y prácticamente 85 kg en los últimos JJOO.

Resultado de imagen de bradley wiggins skinny