El Giro 2008, la mejor grande de Contador

De las nueve grandes vueltas que ha ganado Alberto Contador (porque es evidente que ha ganado nueve, otra historia son las siete que marca su palmarés) hay una que, para mi, destaca en especial por su dificultad y mérito a la hora de lograr la victoria final: el Giro de Italia 2008.

El también conocido como El Giro de la playa fue la segunda victoria en una gran vuelta de Contador, que se encontraba de vacaciones cuando Johan Bryuneel le comunicó que tenía que ir a Italia para disputar la corsa rosa. El por entonces vigente campeón del Tour de Francia no iba a poder defender su corona en julio puesto que el Astana, equipo que se hizo con la estructura del desaparecido Discovery Channel, quedó excluido del Tour por los casos de dopaje acaecidos el año anterior con Vinokourov. Total, que Contador se plantó en Palermo, ciudad que albergaba la salida de la corsa rosa, sin haber entrenado y sin saber muy bien hasta donde podía llegar en lo que iba a ser su primer Giro de Italia.

En la primera semana no pudo seguir los ataques de los italianos en los repechos, pero la buena actuación del Astana en la crono por equipos inaugural le permitió llegar a la primera contrarreloj individual con pocos segundos de pérdida sobre el resto de sus rivales. Sobre la cabra Contador era muy superior a los Ricco, Di Luca, Simoni y compañía; quedó segundo, sólo superado por el especialista Bruseghin, y se puso el primero de los favoritos en la general. Se plantó en los Dolomitas en una posición francamente buena, con 1:30 largo sobre sus rivales en la general, aunque en las montañas italianas sufrió de lo lindo para resistir las embestidas de Ricardo Riccó. En Alpe di Pampeago Contador llegó el último de los favoritos, aunque pudo minimizar las pérdidas y se quedó a 5 segundos escasos de vestirse de rosa, que llevaba una semana en manos de Giovanni Visconti. Al día siguiente, en la etapa más dura de los Dolomitas con final en la Marmolada, Contador volvió a ceder ante un Riccó espectacular, aunque el de Pinto mejoró notablemente su actuación del día anterior, lanzando un ataque duro y llegando con el resto de favoritos, lo que le valió para vestir su primera maglia rosa. Al día siguiente, en la cronoescalada de Plan de Corones, Contador se defendió con creces y, aunque no pudo conseguir la victoria, logró ganar tiempo sobre Riccó, su principal amenaza en la general.

Contador
Contador celebra en Milán su victoria en la general del Giro 2008.

Tras dos etapas de transición, el Giro llegó a los Alpes italianos, donde se iban a disputar las dos últimas etapas de montaña antes de la contrarreloj final de Milán. En la primera de ellas, Contador salvó la maglia rosa gracias al gran trabajo de Andreas Kloden y Toni Colom. Un ataque a dúo de Salvodelli y Di Luca en el descenso del Vivione puso contra las cuerdas al madrileño, que salvo la maglia en el Monte Pora gracias al trabajo de sus compañeros y por tan sólo 4 segundos ante Riccó, al que no pudo seguir en la última ascensión, y por 21 ante un excepcional Di Luca. Al día siguiente, sin embargo, Contador tuvo su mejor día en aquel Giro; aguantó las embestidas de Riccó en el Mortirolo con relativa facilidad y con la ayuda de Colom, que se fugó y coronó el Mortirolo en cabeza, controló la carrera sin demasiados problemas en Aprica. En Milán no saltó la sorpresa, y Contador aguantó la maglia rosa sin mayores problemas haciéndose con su segunda gran vuelta por etapas tras el Tour de Francia logrado el año anterior.

Solamente por haber ganado una gran vuelta por etapas sin haberla preparado específicamente podemos decir que el Giro de Italia 2008 es la mejor gran vuelta de Contador. Pero si a a este factor le sumamos la excelente visión de carrera que tuvo en la montaña, donde siempre, salvo en la etapa del Mortirolo, perdió tiempo con sus rivales directos, hace de su victoria en el Giro 2008 una auténtica heroicidad. Contador aprovechó su superioridad en la contrarreloj para llevarse la maglia rosa a Pinto, pero se notó su falta de entrenamiento en la montaña, donde estuvo siempre un peldaño por debajo de su nivel habitual. No se puede correr e interpretar mejor una carrera ciclista. Imposible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s