Sagan y Porte ponen el espectáculo; Impey, el resultado

El sudafricano Daryl Impey ha ganado la 20º edición del Tour Down Under, marcada por las altísimas e insoportables temperaturas, así como por la victoria de Peter Sagan en Uraidla, el quinto triunfo consecutivo de Porte en Old Willunga Hill y la resistencia y regularidad de Impey a lo largo de las seis etapas de la carrera australiana para hacerse con la victoria final.

En pocas ediciones del Tour Down Under hemos visto tanto nivel como en esta en lo que respecta a las llegadas masivas, con varios de los mejores velocistas del mundo batiéndose el cobre para intentar lograr las primeras victorias del año. André Greipel (Lotto-Soudal) pudo con todos tanto en la primera como en la última etapa, sumando en total 18 victorias parciales en la carrera australiana. El corredor alemán, tras un 2017 complicado en lo personal, ha comenzado la nueva temporada mostrando su mejor nivel.

Por su parte, Caleb Ewan (Mitchelton-Scott) reventó a Peter Sagan (Bora-Hansgrohe) en el habitual sprint de la segunda etapa en Stirling, que venía precedido de un repecho ideal para el campeón del mundo, mientras que Elia Viviani (Quick-Step) se hizo con la victoria al día siguiente en Victor Harbor, etapa en la que el kilometraje fue reducido a causa del calor. Ewan, que el año pasado ganó todos los sprints del Down Under, se marcha este año de Australia con una sola victoria de etapa, mientras que Viviani ya se ha estrenado con su nuevo equipo.

Vivian

La primera victoria del Quick-Step en 2018 lleva el nombre de Elia Viviani, que se impuso ante Phil Bauhaus y Caleb Ewan en la tercera etapa del Tour Down Under. © Tim de Waele

La pelea por la clasificación general quedaba para la cuarta y la quinta etapa. En Uraidla, Peter Sagan aguantó los arreones de los escaladores para hacerse fácilmente con la victoria al sprint por delante de Daryl Impey (Mitchelton-Scott) y Luis León Sánchez (Astana Pro Team). La primera del campeón del mundo en 2018, que además se ponía líder del Down Under en un día en el que las temperaturas rondaron los 40º durante el transcurso de la etapa. Parecía que Sagan podría pelear por la victoria final, pero al día siguiente se dejó ir en Willunga Hill. BMC trabajó para Richie Porte, que no tuvo demasiados problemas para ganar la etapa reina del Down Under una vez más; lanzó su ataque, como siempre hace, al inicio del tramo más duro de la ascensión y se marchó con Jay McCharthy (Bora-Hansgrohe), al que no tardó en dejar de rueda. Porte ganaba en solitario y por quinta vez consecutiva en Old Willunga Hill, aunque se quedaría a un suspiro de ponerse líder; ocho segundos por detrás entraba un excepcional Daryl Impey, que gracias a las bonificaciones obtenidas en las etapas anteriores se hacía con el liderato, empatado a tiempo con el propio Porte. Tom-Jelte Slagter (Dimension Data) era el más rápido en el sprint del primer grupo, haciéndose así con el tercer puesto en la etapa y en la general. Al día siguiente, en el paseo de Adelaida, nada cambiaría. Impey ganaba su primera vuelta World Tour, y el Mitchelton-Scott lograba su cuarto título en el Tour Down Under.

Porte

Y van cinco victorias de Richie Porte en Willunga Hill. Se dice pronto. © Tim de Waele