Thomas de Gendt, el guerrero del pelotón

El ciclismo es un deporte tremendamente vistoso e impredecible pero debemos de reconocer que la estructura de las etapas acostumbra a ser siempre la misma: ataques, fuga y resolución final. Visto así puede parecer todo muy fácil y que coger la fuga sea simplemente cuestión de ganas y de motivación para pegarse un buen calentón. Todos los buenos aficionados a este deporte sabemos que generalmente no es así y que el precio de coger la fuga buena acostumbra a ser más alto de lo que algunos piensan.

Si bien no es lo mismo coger la escapada en una etapa llana de la primera semana a cogerla el penúltimo día de una gran vuelta por etapas, debemos recordar que en el ciclismo nadie regala nada y que si estás en la fuga al 90% es porqué has tenido piernas. Pese a todo, es cierto que a partir de la 15º etapa cuando las fuerzas están al mínimo y la motivación y combatividad de los corredores es fundamental para entrar en el corto bueno.

En el pelotón hay ciclistas de todo tipo. Los encontramos más perezosos y más combativos pero pocos hombres son los que, a parte de una gran condición física, tienen un don para coger el corte bueno. Thomas de Gendt es el mejor ejemplo de ello; un corredorazo que ha confesado en más de una ocasión tenerlo claro. “Me pongo a 400 vatios y quien quiera que se venga”. ¿Fácil, verdad?

Resultat d'imatges de thomas de gendt breakway

La imagen más habitual de Thomas de Gendt. Solo o acompañado pero siempre por delante del pelotón. © Road Cycling UK

De Gendt es lo que en su día fue Jens Voigt, un corredor que enamora a los aficionados y que deja en el asfalto hasta su último aliento para intentar conseguir la victoria. Corredores de este tipo cada vez hay menos y parecen ya una especie en extinción. ¿Para que atacar de lejos si haciéndolo al final puedo tener las mismas opciones? Pues para dar espectáculo y hacer vibrar a los aficionados con cabalgadas en solitario que cuando llegan a buen puerto nos hacen levantar del sillín para sacarnos el sombrero y aplaudir. Ahí está la etapa del Stelvio del Giro 2012.

De Gendt  honra con su garra y su empeño a este magnífico deporte como nadie. Un deporte que ha vivido durante años del pundonor, el coraje y la valentía de sus integrantes. Unos valores que a día de hoy parecen haber quedado en segundo plano ¡Larga vida a Thomas y a los guerreros! Ganes o no, siempre te aplaudiremos.